El aislante del suelo laminado: el protagonista silencioso de la casa

El suelo nos debe durar muchos años y cada vez más la garantía para todo el sistema del suelo es de 25 años. No obstante, cada garantía tiene sus limitaciones. Cabe observar que la garantía cubre todo el sistema: esto es, tanto la propia tarima como el aislante que lleva debajo. El aislante de la tarima es un elemento muy importante que influye mucho en la durabilidad del suelo nuevo.

Ocultar filtros Mostrar filtros

Filtrar

Ordenar:
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 8 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: PU+minerals+ PET
Espesor: 1.5 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 8 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: PU+minerals+ PET
Espesor: 2 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 5 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: PU+minerals+ PET
Espesor: 3 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 5.5 m²
Formulario: Smart
Tecnología: XPS/PET
Espesor: 5 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 6 m²
Formulario: Smart
Tecnología: XPS/PET
Espesor: 3 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 15 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: XPS/PET
Espesor: 2 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 10 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: XPS/PET
Espesor: 1.6 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 16.5 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: XPS
Espesor: 2 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 20 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: XPS
Espesor: 1.6 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 0 m²
Formulario: Smart
Tecnología: XPS/PET
Espesor: 5 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 6 m²
Formulario: Smart
Tecnología: XPS/PET
Espesor: 1.6 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 16.5 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: XPS
Espesor: 1.6 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 6 m²
Formulario: Smart
Tecnología: XPS/PET
Espesor: 2.2 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 10 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: PEHD/PET
Espesor: 2 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 10 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: PEHD/PET
Espesor: 2 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 10 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: PEHD/PET
Espesor: 1.5 mm
Bases aislantes para suelos laminados
Tamaño: 10 m²
Formulario: Rodar
Tecnología: PEHD
Espesor: 2 mm
1

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de garantizar la durabilidad del suelo y tener la seguridad de que se cumplen las condiciones de garantía? Sobre todo, hay que leer el manual incluido con la tarima y respetar las indicaciones de montaje. Existen también algunos aspectos comunes para los suelos fabricados con la misma tecnología. Los suelos laminados, basados en un núcleo de MDF o HDF y con instalación en clic, tienen toda una serie de ventajas, como el montaje rápido, un peso relativamente ligero, un buen reflejo de la estructura de la madera o la piedra, y —lo más importante— un precio asequible.


No obstante, a pesar de todas estas ventajas, la propia estructura de estas tarimas conlleva también una serie de inconvenientes. Los suelos laminados suelen ser ruidosos, es decir, su superficie refleja el ruido sordo que puede resultar muy molesto. Otro aspecto en el que merece la pena fijarse es la resistencia al agua. La estructura particular de estos suelos hace que incluso un contacto breve del núcleo de la tarima con el agua provoque daños irreversibles. ¿Existe algún remedio? Sí, estos inconvenientes de la estructura de un suelo laminado se puede contrarrestar en gran medida empleando un aislante adecuado. Sin embargo, antes de colocar el aislante, primero hay que preparar el subsuelo.


El subsuelo debajo del aislante de una tarima laminada


La tarima se debe colocar sobre un soporte estable y nivelado, con unas desviaciones máximas de 2 mm en una distancia de 200 cm. La superficie preparada para la instalación de un suelo laminado debe estar seca y limpia, y debe transmitir las cargas. Los laminados son muy susceptibles a la humedad, por lo que vale la pena comprobar el nivel de humedad del soporte empleando un probador químico: CM de carburo. La humedad de una superficie de cemento, si no se instala un sistema de calefacción por suelo radiante, no debe exceder 2 % CM, y en caso de un subsuelo de anhidrita: 0,5 % CM. Si se instala el suelo radiante, los valores mencionados no deben exceder 1,8 % CM y 0,3 % CM, respectivamente.
Para la construcción de una casa se emplean miles de litros de agua que, a menudo, permanece en el tejado y en las paredes sin evaporar. La humedad del aire también puede elevar la humedad del soporte, por lo que antes de empezar a instalar la tarima hay que garantizar una temperatura ambiente adecuada (de +18 a +23 grados) y controlar la humedad relativa (50-70 %). La medición exacta es muy importante si el proceso de construcción ha sido rápido y hay mucha presión por acabar la obra pronto. Hay que cumplir con un principio simple: el pavimento se tiene que secar.

Cómo proteger la tarima de la humedad


Antes de instalar la tarima sobre un soporte mineral (de cemento o anhidrita), primero hay que colocar un aislante adecuado impermeable al vapor para garantizar la protección de la humedad. La barrera de vapor debe emplearse también a la hora de instalar la tarima sobre un sistema de suelo radiante por agua.
Esta capa debe proporcionar la protección duradera contra la humedad que devuelva el subsuelo. La barrera de vapor se puede conseguir instalando una lámina especial impermeable al vapor o un aislante con la barrera de vapor integrada. A la hora de elegir la lámina impermeable al vapor, no hay que fijarse en su espesor, sino en el coeficiente SD: cuanto más alto, mejor se protegerá el suelo de la humedad. El valor mínimo de ese coeficiente debe ser SD > 75 m.
Sobre una superficie preparada, se debe extender la lámina impermeable al vapor con solapes de 20-30 cm y pegarla con una cinta resistente a la humedad. La lámina debe sobresalir a la pared en unos 3-4 cm.
Una alternativa más rápida y más segura son los aislantes con la barrera de vapor integrada (en el caso de los productos de Arbiton, esta tecnología se llama Aquastop) en la variante 2 en 1 (es decir, aislante con lámina) o 3 en 1 (además de la barrera de vapor, se incluye también una cinta adhesiva para facilitar la unión del aislante). Los aislantes 3 en 1 desplegables en acordeón permiten acelerar el montaje incluso 5 veces en comparación con las placas tradicionales.  Los aislantes de la serie Secura Aquastop han conquistado todo el mercado europeo gracias a su amplio abanico de posibilidades, y los aislantes Secura con la tecnología XPS son los más elegidos por los clientes de las tiendas de bricolaje.


Cómo insonorizar la tarima


Además de proteger la tarima de la humedad, estaría bien insonorizarla. Si queremos insonorizar el suelo, debemos distinguir dos tipos de parámetros que se asocian con ese proceso. Las esteras colocadas debajo de la tarima ayudan a insonorizar el suelo reduciendo el ruido que refleja la superficie: lo indica el parámetro RWS (Reflected Walking Sound). Otro parámetro esencial es el IS (Impact Sound), es decir, la insonorización de los ruidos transmitidos por el techo. Eso es fundamental para insonorizar el suelo del ático o reducir el ruido para los vecinos de abajo.</p><p>
Unos parámetros muy buenos de insonorización IS se pueden conseguir empleando los aislantes XPS de la familia Secura, que alcanzan incluso el nivel de 22 dB. No obstante, si se buscan productos que garantizan los parámetros más altos, hay que optar por aislantes de poliuretano con aditivos minerales de la familia Multiprotec. Son productos de la más alta calidad que ofrecen los mejores parámetros en el mercado. Por ejemplo, el producto Multiprotec Absolut brinda un RWS del 30 %, es decir, insonoriza el paso reflejado por el suelo y el ruido IS de 21 dB.  


Proteger los cierres


Un aislante bien elegido y correctamente instalado extiende la vida útil del suelo y mejora la comodidad de su uso. Ayuda a insonorizar la tarima y protege su tecnología de bloqueo de los daños mecánicos.

Los fabricantes de tarimas requieren unas superficies estables y niveladas. El aislante no sirve para corregir desniveles del suelo, pero se pueden nivelar las pequeñas irregularidades puntuales de la superficie con un aislante adecuado. Este producto puede absorber, por ejemplo, pequeñas partículas de solera para dejar la superficie lisa y prepararla para la colocación de la tarima. Este parámetro se identifica con el valor de PC expresado en mm. Los aislantes más gruesos pueden nivelar irregularidades puntuales de incluso 5 mm.
Si el suelo se instala en un espacio con un tráfico intenso, se deberá garantizar la máxima estabilidad y durabilidad del mismo. Un aislante adecuado, con el coeficiente de resistencia a las cargas más alto posible, amortiguará bien el suelo y protegerá su tecnología de bloqueo frágil. El parámetro de la resistencia a las cargas se identifica con el símbolo CS y su valor se indica en kPa.
En definitiva, un buen aislante puede mejorar sustancialmente los parámetros de un suelo laminado de peor calidad, y si lo que se pretende es conseguir una gran durabilidad y alto confort de uso, la incorporación de un aislante es la piedra angular de todo el proceso de instalación.
 

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

¿Quiere estar al día de las últimas novedades y productos de Arbiton? Suscríbase a nuestro boletín de noticias

© 2021 ARBITON | BY JELLY SOLUTIONS

Cookies

This website uses cookies specifically to improve your experience as a user of this website. You can change the rules or prevent cookies from being placed on your end device by changing the settings in your web browser. Detailed information on cookies can be found in our Privacy policy.

I accept

Products added for comparison: 1 COMPARAR Clear